Estudiar en el extranjero si has pasado de los cuarenta

Comparte:

De entre los numerosos mensajes y solicitudes de información que recibimos semanalmente, algunos tienen que ver con las formas que existen para estudiar en el extranjero para personas de mediana edad. En este sentido, es cierto que las opciones disminuyen un poco. Por ejemplo, si pensamos en trabajar en el extranjero, hay agencias de empleo en España que ponen el límite de edad de sus usuarios en 35 años. Incluso, en los países receptores de trabajadores, como Gran Bretaña, prefieren contratar a gente joven y ahora por periodos largos, sobre todo para formarles y ofrecerles la posibilidad de hacer carrera en empresas. También es cierto que otras agencias están aumentando la edad máxima de contratación a los cuarenta años.

Sin embargo, pese a todo, para las personas que esteis interesadas en viajar al extranjero, por ejemplo a Gran Bretaña, os vamos a ofrecer algo de información y una especie de plan como posibilidad para estancias cortas y formación en el idioma.

El alojamiento

Lo primero con lo que hay que contar es con el alojamiento en Inglaterra. La fórmula de conseguir una habitación para compartir piso, a diferencia de las agencias de trabajo, es accesible para personas de cualquier edad. El único inconveniente es que suelen ofrecerse estancias largas, a partir de tres meses, generalmente. No obstante, es cuestión de consultar. Especialmente en verano, las agencias suelen reducir los periodos a uno o dos meses.

Otra opción para pasar un mes o dos en Gran Bretaña o Irlanda son los hostels, en los cuales también se comparte habitación y los precios suelen ser bastante asequibles. El coste por un día en una habitación con seis personas más y desayuno incluido puede costar unos 15 euros. Si se contratan estancias de quince días, un mes o incluso dos meses, algunos hostels tienen ofertas y descuentos y la semana puede costar 60 libras o incluso menos. ¿Cuál es la ventaja de los hostels? Suelen tener incluido en el precio el desayuno, tienen cocinas grandes donde poder cocinar, servicio de lavandería y zonas de ocio común. De hecho, es normal que grupos de tres, cuatro o más personas prefieran alquilar una habitación para todos en un hostel a alquilar habitaciones un piso.



La formación

La formación es algo indispensable, ya sea porque es tu objetivo principal durante tu estancia fuera o porque te vas a trabajar lo que implica que también debes mejorar tu nivel de inglés para hacer tu trabajo mejor. Si lo que buscas son cursos de inglés para mayores de 40 años existen multitud de academias como Aulaingles que han adaptado y ampliado sus cursos para ofrecer más programas de aprendizaje a personas mayores de cuarenta años. Estos cursos abarcan distintas situaciones personales: para mejorar curriculum si ya se está trabajando, para conseguir un plus en los conocimientos y competir mejor en el mercado laboral o, porque simplemente se tenía esa asignatura pendiente y se quiere hacer un curso intensivo de un par de meses en Inglaterra o Irlanda.

Formación y trabajo

Este binomio es cada vez más común, especialmente para personas en España que buscan salida laboral fuera de sus fronteras. De nuevo, en relación a la edad máxima para poder trabajar en hoteles, restaurantes, etc. se fija los cuarenta años como límite, aunque, como decíamos al principio del artículo, otras agencias lo establecen en 35. En cualquier caso, los planes de trabajo + estudio suelen estar relacionados con ocupaciones en el mundo de la hostelería y la restauración. Un ejemplo de ello es el plan que proponen en aulaingles.es:

Vivir y estudiar en el extranjero

El plan incluye, en este caso, curso de inglés, alojamiento en el hotel donde se trabaja (jornadas de 45 a 55 horas semanales) y formación laboral dependiendo del tipo de actividad que se desarrolle. El sueldo suele rondar los 800 o 1000 euros de los que una parte (alrededor de 200 euros) se paga por el alojamiento, pero la manutención y la formación suele ser gratuita.

Existen otras fórmulas dependiendo de la agencia que es la que gestiona todo y tiene unos honorarios por ello. Aún así, si se busca aprender un idioma y trabajar en el extranjero este tipo de fórmula suele ser la más indicada, aunque es cierto que uno siempre se puede ir a la aventura y conseguir alojamiento y trabajo por su cuenta.

En fin, que para las personas de mediana edad existen posibilidades de estudiar en el extranjero, vivir, trabajar o todo en uno. Es simplemente tomar la decisión y poner los cinco sentidos en ello.

Comparte:
Staff
Redacción quieroaprenderidiomas.com

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.