Campamentos de verano para aprender inglés

Son todo un clásico en la mente de muchos jóvenes que quieren aprender inglés. Si les preguntáramos:


– A ver, pregunta: ¿un sitio donde divertirse y aprender inglés con chicos y chicas de tu edad y en verano?-. La respuesta sería inmediata.

– ¡Un campamento de verano!

Durante las últimas dos décadas este tipo de escapadas quincenales o mensuales han sido las preferidas para los adolescentes e incluso chicos y chicas de menor edad que, tal vez, lo de irse todo un verano entero a vivir con una familia a otro país, se les queda un poco grande. Por esa razón y para que los chicos se diviertan aprendiendo inglés, nacieron los campamentos de verano. Todo hay que decirlo, que también existen para mayores, como los famosos cursos intensivos para empresas en el Pueblo Inglés. Aunque son en la comunidad benjamina, alevina y adolescente entre los que tienen mayor éxito.

Irish Summer CampAun mejor para los padres, es la idea de poder enviar a sus hijos quince días o un mes a un campamento para aprender inglés y en España. ¿Es posible? Pues sí. Las fórmulas para aprender el idioma de Shakespeare son variadas y desde hace tiempo estos campamentos se vienen reproduciendo fielmente en distintas partes de España. Si lo que se busca es que vuestros hijos o hijas se sientan como en el condado de Kerry en Irlanda, entonces, la mejor opción es un campamento por el norte del país, parte del territorio que posee parajes muy similares o, si se quiere, iguales, a los de la campiña inglesa o la verde y templada tierra de Eyre.

Precisando un poco más, el proyecto Irish Summer Camp se erige como el plan perfecto para que tus hijos permanezcan unas semanas rodeados del idioma inglés y divirtiéndose con un sin fin de actividades. Este punto, el de un amplio abanico de oportunidades, es de suma importancia para adquirir un sólido nivel de inglés, ya que lo de aprender idiomas no es sólo hincar codos, sino vivir en primera persona situaciones cotidianas utilizando el inglés para afianzar lo estudiado y empezar a pensar en el idioma.

Es cierto que unas semanas no es tiempo suficiente como para aprender toda una lengua, pero también está demostrado que, con 2.000 palabras, una persona puede perfectamente comunicarse en cualquier idioma. Así, si calculamos que un joven puede aprender 50 palabras diarias durante un mes, nos quedaríamos muy cerca de alcanzar nuestro objetivo. Os preguntaréis, ¿es posible aprender 50 palabras al día?. Totalmente, incluso más si contamos que el aprendizaje va acompañado de una actividad lúdica que suaviza el rechazo que algunos tienen hacia los idiomas.

Ahora bien ¿cuáles son esas actividades lúdicas? Teniendo en cuenta que el campamento de verano se organiza en Santoña, Cantabria, una lugar que posee mar y montaña, esas actividades se cuentan por decenas. Por ejemplo, actividades relacionadas con sailing -navegar en inglés: aquí tenemos una palabrita- hay tres: vela, canoa y surf. De montaña y campo: Forestal Park, senderismo, velada nocturna, interpretación del medio ambiente y paseos a caballo. Incluso si hubiera alguien interesado en una actividad bajo tierra, podría apuntarse a la de espeleología. O si se prefiere mirar la cielo, a la actividad de astronomía.

SnailAhora, poneros en el lugar de la mente de los más jóvenes, ávidas por aprender y con mayor capacidad de asimilar información, y comprenderéis que en un día se puedan aprender más de cincuenta palabras. Si dan un paseo por el campo y se encuentran con un caracól, volverán al campamento sabiendo que en inglés es snail; si se topan con un ciervo, deer, y si lo hacen con una vaca, pues cow. La psicología humana es fantástica y le gusta asociar imágenes o experiencias a palabras y conceptos. Si la experiencia o imagen es intensa y va asociada a un vocablo o frase, es difícil, muy difícil que desaparezca de nuestra mente y ahí está el aprendizaje sólido.

– Look at that deer! Did you see it?-exclamará un joven a su compañero.

– Yes, I did-y ambos, ni olvidarán al ciervo correteando por un bosque cántabro, ni cómo se dice en inglés, ni cómo formar una pregunta en pasado y con un verbo auxiliar…interesante.

Pero lo más importante es que aprenderán sin darse cuenta. Cada día que pasa su vocabulario y gramática para poder preguntar sus curiosidades aumentará y, lo más importante, se afianzará de tal forma que, sin exagerar, un mes en un campamento de verano supone el conocimiento de un idioma correspondiente a un año tomando unas horas de clases a la semana.

Dijimos 2.000 palabras en un mes de campamento. Un joven de 12 años, si repite año tras año, cuando alcance las puertas de la Universidad, puede llegar, al menos, con el First Certificate bajo el brazo.

Dirección y contacto:

IRISH SUMMER CAMP S.L. Pol. Ind. Las marismas C/ Calafates, 5 39740 Santoña Cantabria Tel. 942 661 109 – Fax. 942 681 217 Tel. de Madrid – 629 629 470

 

Staff
Redacción quieroaprenderidiomas.com

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.