Técnicas y consejos para aprender inglés de forma sencilla

Aprender inglés de forma sencilla

Para conseguir un buen nivel de inglés toma nota de los pasos que te recomendamos en este artículo.Aprender un idioma nuevo siempre es un reto, pero si este supone adquirir la capacidad comunicativa en una de las lenguas más habladas del mundo como lo es el inglés, lograr el objetivo es un auténtico premio que te aporta un sinfín de ventajas en muchos ámbitos.


El inglés es uno de los idiomas más hablados,  y no solo por la cantidad de países en los que es el principal vehículo comunicativo como Reino Unido, Estados Unidos, Canadá o Australia, sino porque son muchos los países en los que se utiliza como segundo idioma, tal y como ocurre en los Países Bajos, Austria, Polonia, India o Sudáfrica. Y estos son solo algunos de ellos, pues se calcula que alrededor de 1.000 millones de personas en todo el mundo hablan inglés, ya sea como primera o segunda lengua. 

Para conseguir un buen nivel de inglés sería conveniente seguir los pasos que te recomendamos a continuación, sobre todo si eres una persona que no tiene tiempo para apuntarse a cursos o academias presenciales y asistir a clase de forma regular. Si estás convencido de querer aprender este nuevo idioma y tienes claro tu objetivo, presta atención:

  1. Consolidar una base: Para aprender un idioma es crucial construir un pequeño peldaño a base de gramática, vocabulario y tener una visión general de cómo está formado el idioma. Es decir, en muchas ocasiones no prestamos atención a cómo está construida la lengua y, cuando la estamos aprendiendo, tendemos a compararla con la nuestra y esta es una de las principales causas por las que nos cuesta tanto conseguir resultados. Para avanzar con la nueva, necesitaremos soltar la nuestra. Si no tienes tiempo para asistir a clase siempre puedes buscar páginas online que permiten realizar desde cursos intensivos hasta estudiar libremente con el temario que ponen a disposición del alumnado.
  2. Leer: Otra de las habilidades que aumenta nuestra capacidad de aprender un nuevo idioma es la lectura. Un texto contiene tanto aquello que hemos ido practicando al construir nuestra base como nuevas expresiones y léxico que enriquecerán de forma positiva nuestro aprendizaje. Además, podremos adquirir mayor vocabulario solo por el contexto haciendo más ameno el estudio de la misma. Eso sí, hay que empezar con textos cortos y simples e ir aumentando la dificultad según vayamos mejorando nuestro nivel.
  3. Exponerse a la lengua: Una de las cosas que parece avergonzar a un nuevo hablante de un idioma extranjero es el hecho de comunicarse. Esto ocurre en la mayoría de casos por el miedo a equivocarse, un requisito fundamental para poder mejorar y aprender qué estamos haciendo mal. Así que si realmente quieres aprender un idioma, debes saber salir de tu zona de confort e intentar exponerte al nuevo idioma al máximo. De esta forma, no solo conseguirás corregir tus errores sino que el hecho de poner en práctica lo que has ido aprendiendo hará que aumentes la fluidez con la que te expresas.

Si quieres aprender un idioma has de intentar conocerlo al máximo. Tómate tu tiempo y no te presiones si quieres conseguir buenos resultados. Todo aprendizaje lleva su tiempo. Además, las lenguas no solo son complejas por su diversidad gramatical y ortográfica, sino también por su léxico. Existen palabras que han sido incluso inventadas debido al intento de adaptar una palabra extranjera al idioma propio. Esto, por ejemplo, ocurrió con la palabra francesa “crapaud” que fue elegida para definir una jugada en el primer juego de dados: el hazard. “Crapaud” era utilizado para definir la tirada más baja y fue sustituida por “craps” por los americanos con el fin de adaptarla a su lengua. Es decir, un idioma no es solo una estructura compleja que forman las palabras sino una pieza más de la cultura de una sociedad. Así que no os preocupéis si en ocasiones se os resiste el léxico. No es más que un toque de atención para que os adentréis un poco en lo que esconden las palabras y las estructuras que las conforman.

Estudiar un idioma requiere paciencia y dedicación. Tanto la lengua, como su literatura y su cultura son importantes para poder obtener un mayor conocimiento del mismo. Las piezas que lo conforman son la base fundamental para garantizar un aprendizaje completo y eficiente que nos brinde no solo la capacidad comunicativa sino también la interpretativa. Recuerda que las lenguas están sometidas a cambios constantes, y hay que estar dispuestos a seguir aprendiendo e interpretando cada cambio que estas nos proporcionen.

Staff
Redacción quieroaprenderidiomas.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.