Formación y cursos de inglés para niños

El cerebro es como un músculo y el entrenamiento es el aprendizaje. Está demostrado que a edades tempranas hay procesos mentales que se aprenden mucho mejor y más rápido quedándose mas sólidamente instalados en la mente. Uno de esos procesos es el aprendizaje de idiomas. De hecho, hasta los diez años los niños pueden aprender cualquier idioma perfectamente, lo que implica que también puedan convertirse en bilingües a temprana edad. ¡Sí!, un niño puede pensar en dos idiomas y tener el mismo conocimiento gramatical y lingüístico de estos antes de llegar a la adolescencia.


Juegos e imágenes: el mejor método de aprendizaje para los niños

Por supuesto, el trabajo necesario para que un niño pueda aprender dos idiomas de forma correcta requiere de un modelo educativo metódico y con técnicas de aprendizaje que según la web cursos-ingles.com pasan por utilizar las letras de canciones para motivar la atención de los niños, convertir las clases en una especie de juego y centrarse en el llamado speaking o listening, más que en el repaso de los propios libros.

Otro aspecto a tener muy en cuenta es la utilización de imágenes más que texto ya que los niños absorben y aprenden mucho mejor vía dibujos o películas que vía escritura. De alguna forma, el secreto está en que el niño aprenda un idioma haciendo las cosas que hacen los niños.

Toda esta metodología de trabajo ya está implementada en el sistema público de formación y cada día más, los colegios son bilingües o triligües de tal forma que los niños tienen algunas clases totalmente en inglés, o francés o en el idioma que se desee enseñar.

Cursos de inglés en el extranjero

Ahora bien, además de la formación básica de Primaria, en muchas ocasiones y si se quiere que el niño afiance bien los contenidos, viene bien un cierto refuerzo extra que puede ser mediante profesor particular, academia o los cada vez más utilizados campamentos de verano, intercambios en familias de acogida o escuelas-residencias en países extranjeros. En este sentido, hay que destacar los cursos de inglés en el extranjero de EF que cuenta con estos servicios para estudiantes de primaria y secundaria.

El periodo de estas prácticas en el extranjero, definitivamente afianzan lo aprendido ya que se convierte en una experiencia en un entorno totalmente ajeno al castellano. Es decir, los jóvenes pasan semanas o meses sin utilizar su lengua materna -una de las aprendidas- para solo usar, por ejemplo, el inglés. Esta demostrado que permanecer durante un mes en un entorno similar, escuchando, hablando, escribiendo y comunicándose en idioma inglés, permite avanzar al estudiante el mismo recorrido que se avanza en meses contando simplemente con unas horas de uso de ese idioma y cambiando al castellano en casa, con los amigos, etc.

Marcharse durante solo un mes a, por ejemplo, un campamento de verano, es de las mejores inversiones para que un niño solidifique sus conocimientos de idiomas como el inglés.

Se dice muy a menudo: la mejor forma de aprender un idioma es realizando una inmersión total. No obstante, aún hay quien prefiere el aprendizaje parcial, lo cual demora mucho más tiempo que realizando las actividades citadas en este artículo y estudiar en un colegio bilingüe.

Staff
Redacción quieroaprenderidiomas.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.