Errores comunes al hablar en inglés

Comparte:

No hay que preocuparse por los errores cometidos cuando se aprende un idioma aunque, a veces, ciertas situaciones vuelvan a nuestra cabeza como secuencias de imágenes y sonidos e, incluso, nos hagan rememorar esa sensación de «trágame tierra». Pero bueno, forman parte del aprendizaje de una lengua que no es la nuestra y hasta el bilingüe más estirado se ha sentido como un niño al no saber enlazar o pronunciar algunas palabras.


 

Errores comunes al hablar inglés

 

En relación a este tema, dentro del idioma inglés y según mi experiencia, con el tiempo he descubierto que los errores que cometía -y cometo- son comunes a otros y otras que se han metido de lleno en el aprendizaje del idioma inglés. En mi caso, tras unos meses en una academia me fui a trabajar a Inglaterra, a un pueblo de Wiltshire como camarero. No tenía suficientes conocimientos del idioma de Shakespeare y eso lo pagué. El primer día me adjudicaron mi puesto: barman -o bartender– en el restaurante por las tardes-noches, vamos los evenings.

Según me contaron, yo iba a sustituir a otro compatriota que, tras dos meses en el puesto que yo acababa de ocupar, un día por la mañana tuvo una crisis, hizo la maleta y se marchó. Mi jefe, el Sr. Brandani, me explicó en italo-castellano que a aquel joven le pudo el pánico y sin decir que se marchaba, hizo su maleta tipo Samsonite y se fue a la estación de tren. «¿But, there is no train station in this town», le respondí. «No. Salió de mañana, se fue por la carretera hacia Chippenham y allí cogió el tren», me aclaró el Sr. Brandani. Y aquello me sorprendió. Había seis millas hasta el pueblo con estación de tren y me imaginé a mi compañero barman sólo, al alba y andando por el arcén de la carretera con la maleta a cuestas.

Pero vamos a centrarnos en lo que queremos destacar en este artículo: los errores comunes que cometemos los hispano-parlantes cuando hablamos en inglés. Y, en este caso, voy a centrar este tema a través de las similitudes que hay entre ciertas palabras.

¡Cuidado con la pronunciación de la v y la b!

En castellano-español las palabras con v y b, se pronuncia igual, o sea, con b. Esto nos hace difícil cuando pronunciamos palabras en inglés con v pronunciarlas de forma fricativa, es decir, similar a la f.

En mi caso, con una frase de esas que me gusta utilizar, low your voice (Baja la voz), tenía bastantes problemas, y mis interlocutores, en numerosas ocasiones, me lo recordaban. Esto ocurría, simplemente porque la palabra voice la pronunciaba como boys al olvidar el sonido fricativo de la v en inglés. Imaginar la situación, estaba en el cine con amigos, alguien hablaba mas alto de lo normal y yo les decía: «baja a tus chicos».

Chicken y Kitchen

Otros errores se cometen cuando hablamos rápido y algunas palabras se nos entremezclan porque su significante y significado se parecen. Un ejemplo son las palabras chicken y kitchen. Y aquí recuerdo mi frase estrella al preguntar qué tipo de sopa querían: «Would you like kitchen soup?». O lo que es lo mismo: ¿quiere usted sopa de cocina?.

Ashtray y asstray; beach y bitch; Sheets y shit… ¡Ojo!

Ocurre en todos los idiomas: palabras prácticamente iguales con un pequeño cambio en la pronunciación y con significados totalmente distintos; y a veces te pueden meter en un lío.

Ashtray es cenicero -literalmente: bandeja para la ceniza- y la primera parte de la palabra se pronuncia a + el sonido que hacemos cuando queremos hacer que alguien baje la voz. Bien, si en lugar de pronunciar ash, pronunciamos ass, es decir la s en castellano en la frase can you pass me the ashtray? diríamos, can you pass me the asstray? o lo que es lo mismo: ¿puedes pasarme la bandeja del «culo»?

Otra palabra peligrosa es beach (playa) que ha de pronunciarse alargando la ea, es decir: beeech. Si no lo hacemos y pronunciamos el ea rápido, se nos puede entender que decimos bitch (zorra). Imaginaros pronunciarlo mal en una frase como: do you like our beaches?

Otro ejemplo similar al anterior es la palabra sheets (sábanas) donde la doble e se pronuncia también alargando el sonido. Si no lo hacemos, de nuevo, se nos entiende shit, literalmente «mierda». Así que mucho cuidado con la frase: «cambiar las sábanas»

Por último, aunque hay muchos ejemplos más, recuerdo la cara de aquel cliente cuando después de pagar con tarjeta de crédito le pedí con la copia del justificante del pago: can you sing here? Y me miró con cara como de haber escuchado: ¿puede cantar usted aquí?, que, por cierto, es exactamente lo que le pregunté. Y esto es por la diferencia entre sing (cantar) y sign (firmar), palabras tan parecidas que a veces, mentalmente, se confunden y nos llevan a cometer errores de este tipo.

Como digo hay muchos ejemplos similares a estos que se pueden rescatar para glosar la parte más divertida del aprendizaje de un idioma y que a veces nos ponen en un aprieto.

Staff
Redacción quieroaprenderidiomas.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.