Los idiomas más difíciles del mundo

Los idiomas más difíciles del mundo
Comparte:

Cuando se habla de aprendizaje de nuevos idiomas la dificultad es un punto a tener en cuenta a la hora de empezar. Es sabido que para los nativos de lengua hispana los idiomas latinos resultan relativamente fáciles pero ¿cuáles son esos idiomas que no son tan sencillos de aprender? Aquí van algunos ejemplos de lenguas en las que deberíamos poner el doble de esfuerzo y de voluntad para conseguir dominarlas:

Idioma chino

Son muchos los motivos para aprender chino, ya que en las últimas décadas se ha consolidado como uno de los idiomas más útiles, sin embargo, es para muchos el más complicado de aprender. Ya sea por las sutiles diferencias entre los caracteres, el alfabeto completamente diferente o las dificultades a la hora de pronunciar correctamente, aprender chino requiere mucha paciencia y, sobre todo, mucho tiempo.

Idioma ruso

El idioma del país más grande del mundo cuenta con un número inmenso de variaciones. El alfabeto es diferente, los acentos cambian según la región y la gramática tiene carencia de normas. Todos estos factores hacen que aprender ruso con fluidez sea muy complicado para los hispanohablantes.

Idioma alemán

Es una de las lenguas más solicitadas y más estudiadas tanto en Europa como en el resto del mundo. Su utilidad es innegable, pero no es tarea sencilla llegar a adquirir fluidez en esta lengua. La complejidad de su gramática es el gran impedimento al que se enfrentan los estudiantes de alemán, seguida por la dificultad a la hora de pronunciar de forma correcta.


Idioma árabe

Otro idioma que se ha revelado útil en los últimos años y que, sin embargo, plantea varias dificultades a la hora de estudiarlo. El alfabeto usado en su escritura resulta totalmente diferente al de las lenguas latinas, además la pronunciación se compone de fonemas a los que no estamos para nada acostumbrados.  Por último, el árabe se lee de derecha a izquierda, un hábito que no tenemos los hispanohablantes y puede ser complicado de adquirir.

Antes de adentrarte en el aprendizaje de un idioma, piensa en su dificultad para no frustrarte en el intento.

Comparte:
Sofía Ferry
Redactora y escritora freelance profesional especializada en viajes, aprendizaje de idiomas y cultura. sofiaferrifreelance.carbonmade.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »