Emprendedores: la salida al desempleo

Puedes ser un slogan útil para empezar a pensar, en términos de trabajo, que lo de emprender es la solución más realista para mejorar nuestra situación laboral. Echemos un vistazo a los últimos datos de la encuesta de población activa (EPA) que hemos conocido.


Emprendedores Líneas de financiación del Banco Sabadell
Emprendedores
Líneas de financiación del Banco Sabadell subvencionas y suscritas al ICO.   

Los empleos indefinidos han descendido en 146.300 personas y en el sector público, 12.600 han perdido su trabajo en el tercer trimestre. Por el lado positivo, los trabajos temporales aumentaron en 169.500 personas, pero 123.900 de esos puestos de trabajo fueron creados por el sector servicios en el tercer trimestre debido a la temporada de verano, por lo que hay que esperar, en este sentido, un cuarto trimestre malo. Así, desde un punto de vista no estacional y más realista, sólo vemos avance real en el sector de los autónomos, es decir, de los emprendedores, ya que en el tercer trimestre cuatro de cada diez empleos creados han sido de autónomos.

Estos datos son significativos para hacernos pensar que la antigua estructura laboral con la que nos hemos desarrollo profesionalmente está agotada. Es decir, si pensamos en estudiar para una oposición, puede ser que no existan plazas públicas o laborales suficientes para recoger a tantos opositores; si buscamos, en el sector privado, un trabajo estable y que nos dure en el tiempo para afrontar una hipoteca o sacar adelante a una familia, ya vemos que el descenso de los contratos indefinidos en los últimos años ha sido vertiginoso, por lo que sólo nos queda probar a montar nuestro propio negocio o convertirnos en autónomos freelance para prestar servicios a otros autónomos o empresas.

Lo hemos dicho en algún otro artículo de este blog : si comparas el tiempo y la energía que hoy en día le dedica uno a la búsqueda de empleo (algunas personas llevan años), sopesar emplear esos recursos personales para emprender es una opción cada vez más factible y recomendable; de hecho, este proyecto obedece y sigue esa filosofía de emprendedor que destacamos en este artículo.

Por supuesto, todo negocio propio o actividad económica como freelance necesita de recursos y es en la web donde podemos encontrar las herramientas más asequibles desde el punto de vista económico. Pongamos un ejemplo dentro del sector de los idiomas. Hace años un traductor o intérprete solía lanzarse a la emprendeduría alquilando un despacho que se convertía en su cara pública y comercial. Este recurso implicaba una inversión considerable que, hoy en día, muchos profesionales de los idiomas no se pueden permitir. Sin embargo, y damos fe de ello, gracias a Internet y con sus distintas plataformas web y métodos de marketing y promoción, emprender como profesional de la traducción puede más asequible de lo que uno piensa. Por lo pronto, la creación de una web y su promoción puede costarnos menos de mil euros, lo cual sería un único pago más luego un mantenimiento de la propia web que se puede asumir perfectamente. Para poder lidiar con los primeros clientes, si eres joven, te puedes beneficiar de la Tarifa plana para autónomos de 50 euros. Sino, puedes asociarte con una cooperativa (lo que es perfectamente legal) para cubrir el tema fiscal y jurídico. También, puedes valorar solicitar un pequeño crédito aprovechando los distintos planes para emprendedores que bancos y cajas están poniendo a disposición de sus clientes. Es este sentido, es recomendable las líneas de crédito subvencionadas por comunidades autónomas o Estado o suscritas a líneas ICO.

Nada es seguro, por supuesto, pero como decíamos antes, si comparamos el gasto de energía, ilusión, tiempo y esfuerzo que supone encontrar un trabajo por cuenta ajena hoy en día, tal vez, emprender sea la mejor de las opciones.  

Staff
Redacción quieroaprenderidiomas.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.